martes, noviembre 25, 2008

¡No se puede! ¡No se puede! ¡No se puede!

1 comentario:

Martín Wong dijo...

Excelente alegoría del sentimiento nacional. Nadie podría haberlo hecho mejor.

Vaya que tienes una imaginación complicada.